Dos empleados de la SEC y la prueba de Howey

Dos empleados de la SEC emiten una declaración publica para “ayudar a cumplir con las leyes federales”

Dos empleados de la SEC (Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU.), Bill Hinman, Director de la División de Finanzas Corporativas y Valerie Szczepanik, Asesora Principal para Activos Digitales e Innovación emitieron una declaración pública; este podría ser un paso adelante hacia la normalización inminente de criptomonedas y tokens. El pasado miércoles 3 de abril se comunicó lo siguiente:

“para ayudar a quienes buscan cumplir con las leyes federales de valores de EE. UU. el Centro Estratégico de Innovación y Tecnología Financiera (FinHub) de la SEC, ha publicado un marco legal.”

Dicho marco servirá para “analizar si un activo digital se ofrece y se vende como un Contrato de inversión, y, por lo tanto, es una garantía”.  El FinHub lo lidera Valerie A. Szczepanik

Más específicamente, la información contenida en el marco puede aplicarse a entidades que realizan las siguientes actividades relacionadas con los activos digitales:

  • Ofrecer, vender o distribuir
  • comercialización o promoción
  • comprar, vender o comerciar
  • facilitando intercambios
  • sosteniendo o almacenando
  • Ofrecer servicios financieros como gestión o asesoramiento.
  • otros servicios profesionales

 

La publicación señaló también lo siguiente:

Este marco representa las opiniones del personal y no es una regla, reglamento o declaración de la Comisión. La Comisión no ha aprobado ni desaprobado su contenido. Este marco, al igual que otras orientaciones del personal, no es vinculante para las Divisiones o la Comisión. No constituye asesoramiento legal, por lo que debe consultar con su propio abogado.

Anteriormente (Marzo), el Presidente de la SEC Jay Clayton aseveró:

“Lo que me preocupa en este momento es si se puede demostrar razonablemente que las operaciones subyacentes generalmente no están manipuladas; que están sucediendo en lugares confiables con buenas reglas y que la custodia es algo con lo que podemos sentirnos cómodos”.

 

 

¿Qué significaría todo esto concretamente? breve análisis

El caso “Securities and Exchange Commission v. WJ Howey Co.”, fue escuchado por la Corte Suprema de los EE. UU. en 1946; como resultado, surgió una prueba que más tarde se conoció como la “prueba de Howey”. Dicha prueba es útil para determinar “si un instrumento califica como un ‘contrato de inversión’ a los fines de la Ley de Valores”. Según la prueba de Howey, existe un “contrato de inversión” cuando “la inversión de dinero en una empresa común con una expectativa razonable de ganancias se deriva de los esfuerzos de otros”.

El FinHub (de la SEC) publica ciertos detalles y hace referencia al análisis de Howey:

“No solo se basa en la forma y los términos del instrumento en sí”; sino “también en las circunstancias que rodean al activo digital y la forma en que se ofrece, vende o revende (que incluye las ventas en el mercado secundario).”

“Hemos visto estas tecnologías utilizadas para crear instrumentos financieros; a veces en forma de fichas o monedas que pueden proporcionar oportunidades de inversión como las que se ofrecen a través de formas más tradicionales de valores.”

 

 

Aspectos inclusivos basados en la prueba de Howey según las publicaciones de la SEC

La principal dificultad para determinar si un activo digital es una seguridad se ha concretado recientemente. Dicha dificultad se manifiesta cuando se intenta decidir si la parte de la prueba de Howey “Expectativa razonable de ganancias derivadas de esfuerzos de otros” es satisfecha. Aunque la nota de orientación lo analiza, todavía no facilita que las empresas de criptografía o sus abogados apliquen la prueba de Howey de manera clara.

Ello se debe a la escasa regulación global y las continuas contradicciones en función de a quién o dónde se pregunte. En ocasiones, el criterio y la conclusión dista sobre si ese activo es una seguridad o no. A continuación, la nota de orientación de FinHub concreta sobre la aplicación de la prueaba Howey a los activos digitales.

 

Con ello, examina cada uno de los tres elementos requeridos de la prueba de Howey:
  • La inversión de dinero : La primera parte de la prueba de Howey se cumple normalmente en una oferta y venta de un activo digital porque el activo digital se compra o se compra de otra manera a cambio de valor, ya sea en forma de moneda real (o fiat) , otro activo digital, u otro tipo de consideración.
  • Empresa común : Los tribunales generalmente han analizado una ’empresa común’ como un elemento distinto de un contrato de inversión. Al evaluar los activos digitales, hemos encontrado que una empresa común generalmente existe.
  • Expectativa razonable de las ganancias derivadas de los esfuerzos de otros : Por lo general, el principal problema al analizar un activo digital bajo la prueba de Howey es si un comprador tiene una expectativa razonable de ganancias u otros retornos financieros derivados de los esfuerzos de otros. Un comprador, puede esperar obtener un rendimiento mediante la participación en 3 distribuciones o mediante otros métodos para obtener una apreciación del activo; como vender en una ganancia en un mercado secundario. Cuando un promotor, patrocinador o un tercero (cada uno, un ‘Participante Activo’ o ‘AP’) proporciona esfuerzos gerenciales esenciales que afectan el éxito de la empresa, y los inversionistas esperan razonablemente obtener ganancias de esos esfuerzos, luego se cumple esta parte de la prueba .

 

 

Fuentes:

Declaración pública en Sec.gov
Prueba de Howey en Inversiopedia.com/prueba-de-howey/

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Recuerde no hacer uso de comentarios para SPAM o faltas de respeto.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.