Bitcoin Private podría no levantar cabeza tras el escándalo

¿De donde procede el código fuente de Bitcoin Private (BTCP)?

Bitcoin Private, que fue creado a partir de una bifurcación poco habitual. La tecnología utilizada para su creación, combina propiedades de dos cadenas de bloques muy conocidas; Bitcoin como base principal y ZClassic (ZCL) como modelo de privacidad, está diseñado para combinar la fuerza de la red descentralizada de Bitcoin con los zk-SNARKs. Originalmente, se pretendía que tuviera un suministro máximo de 21 millones de monedas, lo que representaba la suma de todas las monedas BTC y ZCL existentes, así como las futuras recompensas de la minería. Al momento de escribir este artículo, debería haber alrededor de 20,55 millones de monedas BTCP disponibles; desgraciadamente para su ecosistema, resulta que no ser así. Veamos que sucedió.

 

Los números previos al hack en la cadena de bloques Bitcoin Private

Al ser una combinación de bifurcaciones de Bitcoin y ZClassic (bifurcación/fork de ZCash que eliminó la recompensa de los fundadores) combinó el suministro de las mismas. BTCP definió su suministro inicial de acuerdo con la suma del suministro de Bitcoin en ese momento (16.8m) y ZClassic (3.4m). Añadido a ello, un pequeño programa de minería de 62,500 unidades.

La combinación anterior cuadraba los números generando un suministro inicial de apróximadamente 20,4 millones de BTCP, con una recompensa de minería en descomposición, que limita el suministro total en el tiempo a 21 millones de unidades finales, como en Bitcoin. Bitcoin Private utiliza la misma tecnología de privacidad que ZClassic (zk-SNARKs) en las transferencias. Esto significa que los pagos se publican en una cadena de bloques pública, pero el remitente, el destinatario y otros metadatos transaccionales no son identificables.

 

¿Que ha sucedido con la emisión total de BTCP?

Hoy le dedicamos unas líneas en nuestro diario por un suceso más que negativo; a pesar de haber iniciado su andadura por el escenario “cripto” con la premisa de “Sin preminado”, parece no haber sido así. Podemos leer lo siguiente en su página web:

UN COMIENZO JUSTO
No hubo premine, y no hay recompensa del fundador. Bitcoin Private ha sido lanzado de manera justa para todos. Las monedas se distribuyeron 1: 1 a los tenedores de BTC y ZCL.”

Una vez expuesta la teoría, se sabe que no fue así; un informe publicado recientemente (23 diciembre, 2018) por CoinMetrics ofrece detalles concretos. 2,04 millones de unidades adicionales se acuñaron de forma encubierta durante la importación de los UTXO de Bitcoin y se enviaron al grupo protegido de BTCP, lo que llevó el suministro inicial a 22,6 millones.

 

 

CoinMetrics publicó: “Don’t trust, verify: A Bitcoin Private case study

Recientemente, acusaciones de gran tonelaje han mermado la confianza en torno a BTCP. Indican que los desarrolladores pueden haber preminado secretamente dos millones de monedas; CoinMetrics ha sido quien publicó el informe del suceso, aportando fechas y muchos otros detalles de relevancia. Obviamente los hechos acontecidos han destruido gran parte de la confianza (si no toda) en el ecosistema que rodea a Bitcoin Private.

El autor o autores de tal hecho ejerció un control secreto sobre las unidades de BTCP; y parece ser que no fueron simplemente almacenadas. Las unidades acuñadas de manera fraudulenta suman una cantidad enorme, cantidad que podría haber sido vendida en su totalidad en intercambios.

En el escenario “crypto“, es habitual y no sin razón, “tirar de refrán”; como en el título de la publicación de CoinMetrics podemos apreciar. No creas, verifica (Don’t trust, verify) es uno de los refranes o dichos más repetidos en el sector; junto a otros como DYOR (por las siglas en inglés de haz tu propia investigación: DYOR, Do Your Own Research). Veremos como avanza la situación, ya que todo lo acontecido a raíz de la investigación es muy reciente.

 

El precio a pagar podría ser la desaparición, las reacciones pueden ser vitales o devastadoras

Un suceso de tales magnitudes, con cerca del 10% “extra” emitido de forma fraudulenta… podría suponer la desaparición de la cadena de bloques ejecutada este mismo año. Sin contar los procesos legales e inspecciones a los que quizá puedan verse sometidos cada bit del proyecto por pura lógica.

Las consecuencias no tardaron en llegar, además de una caída del precio hasta los niveles más bajos… la situación es tensa para los responsables públicos del proyecto que vio la luz en marzo. Las redes sociales han dejado caer el peso del mazo, en sus canales y perfiles la actividad no ha brillado por su ausencia; muchos/as son quienes han pedido explicaciones en las redes sociales.

Hay que agradecer al gran trabajo de investigación de CoinMetrics que todo el asunto haya salido a la luz; siendo objeto de la mirada de toda la comunidad. Para información más detallada, invitamos a leer el informe que puede encontrarse en varios enlaces de este texto.

Publicaciones anteriores, noticias y descripciones sobre Altcoins aquí.

Fuente de la publicación Original:
https://coinmetrics.io/bitcoin-private/

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Recuerde no hacer uso de comentarios para SPAM o faltas de respeto.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.